¿Infecciones? ¡No gracias!

28.02.2017

Existen numerosas pautas de vacunación, las cuales hay que adaptar a cada mascota. No todos los animales se tienen que vacunar de lo mismo, sino que hay que adecuar dicha pauta a su estilo de vida, zona geográfica, climatología o incluso el própio hábitat. Sin embargo, sí que existen algunas vacunas que son imprescindibles para asegurar la salud de nuestros animales.

Que nuestra mascota no salga a la calle no la protege de que nosotros podamos traer algo en nuestros zapatos, bolsos, maletines, maletas, pantalones, algo que en un descuidoes fácil que ocurra. Por ello hemos de ofrecerles la posibilidad de luchar contra las enfermedades más comunes. Además, el hecho de llevarlarlas a revisiones periódicas nos ayuda a poder prevenir patologías en sus inicios, que si esperamos a que se manifiesten, pueden ser fatales.

Actualmente, gracias a la vacunación masiva de nuestras mascotas, tenemos enfermedades muy graves que vemos ya con menos frecuencia, como el moquillo y la parvovirosis. Gracias a estas vacunaciones se ha conseguido acabar en nuestro territorio con una enfermedad muy grave, la rabia.

Cuándo se protegen a las personas que conviven con estas mascotas de las enfermedades de transmisión, a veces nos olvidamos que los veterinarios velamos por la salud de la población a través de la salud de las mascotas. Para ello una pauta muy sencilla es realizar una revisión de las mascotas tres o cuatro veces al año. Con la vacuna evitaremos graves patologías, vivirán más años y compartirán su felicidad durante más tiempo. Estas son las más importantes:

  • Perros: Leishmaniosis, rabia, moquillo, parvovirosis, hepatitis, etc.
  • Gatos: Leucemia, panleucopenia, rinotraqueitis, calicivirosis, etc.

¿Te ha interesado el artículo? ¿Necesitas más información? Por favor, contacta con nosotros y te responderemos en menos de 48 horas.